Opinión

Los argentinos están en la mira de la región. Y no es que se les esté apuntando; simplemente se les mira con expectativa por lo que van a decidir en las elecciones del próximo domingo 27.
Las apariencias engañan. Mientras Maduro baila salsa y pierde terreno, Guaidó, en su stillness continúa avanzando en el cese de la usurpación.
Ya es hora de dejar de disparar hacia los lados cuando el enemigo está frente a nosotros. Podemos derrotarlo, ir al segundo paso de la agenda señalada por Guaidó y por quienes controlan la Asamblea Nacional.
Su estilo parece consistir en buscar siempre el centro de la polémica. Con quien sea y por lo que sea. Por eso no le rindo la ganancia a la iniciativa de activar un juicio político o impeachment en su contra, por parte de un sector significativo de la bancada del Partido Demócrata en el Congreso de Estados Unidos
La noticia engañosa siempre ha existido, como la apelación a las emociones antes que la objetividad, nutrientes de los populismos de toda laya. Mas hoy estamos en presencia de un “círculo vicioso de desinformación”, obra de un periodismo silvestre, sin editores.
Template by JoomlaShine