Exigen también la discusión del nuevo contrato colectivo, en cuya maqueta se incluye que el salario base sea de medio petro fluctuante, valorado actualmente en Bs. 1.200.000.

El Sindicato Único Nacional de Médicos (Sunamed) en Bolívar exige al Ministerio del Trabajo y el de la Salud un ajuste de salario, el cual sea calculado con base en el petro fluctuante, actualmente en unos Bs. 1.200.000. Ambos entes se han negado a la exigencia, afirmó José Ygarza, secretario general de Sunamed.

“El ministerio quiere mantenerlo al precio de los burócratas del Banco Central de Venezuela y el Ministerio de Planificación, con 80 mil bolívares que no alcanzan para nada, ni para cubrir alimentación”, señaló.

Con la propuesta del sindicato, el salario mínimo base sería de unos 600 mil bolívares. Exigen también la discusión de la nueva convención colectiva, en cuya maqueta está incluida su propuesta salarial.

“Se violan nuestros derechos contractuales, violentaron la cláusula de alimentación, la cláusula de bienes y servicios, como planes de viviendas, todo eso se perdió”, declaró.

Las exigencias incluyen el tema del transporte en las diferentes instituciones, donde el poco personal laborando lo hace por vocación, por cuanto exigió cese a lo que aseguró es un acoso contra médicos a quienes les han suspendido sus salarios.

Ygarza aprovechó para llamar la atención por el abandono del Centro Pediátrico Menca de Leoni, cerrado desde hace más de un año. Actualmente el Hospital Dr. Raúl Leoni tiene un área improvisada con 20 camas, cuando el pediátrico contaba con 550 camas.

“Estamos colapsados. El retén de recién nacidos, con capacidad para 15 neonatos, a veces hay 40”, denunció.

Reiteró que los CDI están desasistidos en un 100%, al igual que los hospitales, por lo que exhortó a autoridades de salud abocarse en la atención a estas instituciones.