En septiembre, el observatorio desmintió 41 fake news, mientras que en agosto fueron 46 noticias falsas las registradas.

Desde julio nació el Observatorio Venezolano de Fake News, un proyecto que se venía estudiando desde el año pasado, ante la viralización de noticias falsas a través de las redes sociales, que incrementaban la desinformación y zozobra en la sociedad.

Los fake news o noticias falsas es un problema mundial. Sin embargo, el caso Venezuela es un tema complejo por la falta de un ecosistema informativo, menciona Mariela Torrealba, una de las coordinadoras del observatorio.

El observatorio registra en promedio de dos a tres fake news a diario. En agosto, fueron 46 los fake news desmentidos, mientras que en septiembre fueron 41. Semanalmente son cinco, en promedio, las noticias falsas que deben desmentir.

Torrealba explicó además de la cuenta en Twitter @ObservatorioFN, también cuentan con un Newsletter enviado por correo electrónico a estudiantes, periodistas y docentes, sobre las verificaciones de fakes news y los resultados semanales.

De acuerdo con su último boletín, la semana entre el 3 y 9 de octubre, “el OVFN analizó 13 unidades informativas (UI) consideradas potencialmente fake news, de las cuales siete resultaron informaciones falsas, mientras que las otras seis son legítimas. Durante esta semana los actores con mayor incidencia resultaron funcionarios gubernamentales y funcionarios de otros gobiernos, con tres unidades cada uno; mientras que los políticos de oposición registraron dos informaciones, el resto se distribuyó con una información para delincuentes, empresarios, personalidades públicas, migrantes venezolanos y ONG. De las fake news detectadas, seis circularon vía WhatsApp y una en la web, las informaciones legítimas fueron difundidas en Twitter (1), WhatsApp (4) y YouTube (1)”.

Para León Hernández, también del Observatorio Venezolano de Fake News, la consecuencia de la difusión y viralización de informaciones falsas es la incertidumbre que genera en la sociedad, y la desconfianza ante noticias que sí son ciertas.

“Dejan de creer en audios que llegan por WhatsApp sin confirmar, pero puede pasar que un ciudadano haga una denuncia real y se tome como falsa porque dejan de creer”, señaló.

El observatorio busca crear alianzas en los medios. Ya lo han hecho con El Carabobeño, El Impulso, La Prensa de Lara, La Nación y Pico Bolívar.

A través de las páginas web fakenews.cotejo.info y cotejo.info pueden acceder también a trabajos en profundidad, realizados por Medianálisis, sobre las informaciones falsas, viralización, verificación de datos y derechos.